Costillas al horno

Descubre las recetas de costillas al horno

Costillas al horno rápidas

Costillas al horno rápidas

Cuando hablamos de un plato como pueden ser las costillas al horno, solemos pensar en que es una elaboración gastronómica que lleva mucho tiempo, aunque hay recetas como la que os vamos a dar a continuación que no llevan el mismo tiempo de preparación como muchas otras recetas de costillas al horno.

Ingredientes

Para la elaboración de costillas al horno rápidas utilizaremos muy pocos ingredientes:

  • 2,5 kilos y medio de costillas de cerdo (mejor si son gruesas)
  • 3 cucharadas de condimentos secos (a nuestra elección)
  • 1 taza de salsa barbacoa (o cualquier otra que nos guste)

Modo de elaboración

Comenzaremos precalentando el horno a 180 grados para que cuando acabemos de preparar las costillas estén listas para meter directamente al horno.

Mientras adquiere temperatura pondremos las cosillas sobre un bol y las cubriremos con los condimentos que hayamos elegido, procurando que todas las costillas queden bien cubiertas.

En una sartén echaremos un poco de aceite de oliva y cuando esté caliente echaremos varias costillas para marcarlas por todos lados hasta que se queden doradas y las iremos reservando a medida de que se vayan haciendo, echando un poco de aceite con cada ronda de costillas que vamos preparando.

Cuando las tengamos todas, verteremos el aceite y los jugos que hayan quedado en la sartén y los echaremos en un bol, donde añadiremos también la taza de salsa barbacoa, con lo que conseguiremos un sabor intenso y delicioso.

Con una brocha de cocina pintaremos todas las costillas y las iremos colocando sobre un pliego grande de papel de aluminio, envolveremos las costillas con otro pliego de papel de aluminio, cerraremos bien los bordes y las meteremos en el horno durante hora y media.

Abriremos el horno y el paquete, daremos vuelta a las costillas, echaremos el resto de la salsa elegida, en este caso la barbacoa, y la meteremos de nuevo otra media hora en el horno, con calor por abajo y por arriba.

En tan solo dos horas al horno hemos conseguido preparar unas costillas con mucho sabor y verdaderamente tiernas. Y ahora ya puedes disfrutar de este dulce cóctel.

Consejos

En este caso podemos utilizar diferentes clases de salsa. Aunque la barbacoa es una de las más utilizadas, también podemos utilizar otra salsa diferente como la de mostaza y miel, la cual proporcionará a las costillas el clásico color dorado y brillante que solemos ver en la televisión o en las revistas, por ejemplo, con lo que podréis sorprender a cualquier comensal.