Costillas al horno

Descubre las recetas de costillas al horno

Costillas al horno jugosas

Costillas al horno jugosas

Lo más difícil de cocinar unas costillas al horno es que queden tan secas que parezcan una alpargata al comerlas. Con esta receta, eso nunca va a pasar. Con la cocción muy lenta, y al envolverlas en papel de aluminio nos aseguramos de que la carne quede súper jugosa, y tan tierna que se desprende sola del hueso.

Y para darle un acabado crujiente, en el último momento las unto con la salsa barbacoa y las dejo que se caramelicen unos minutos.

Tiempo de preparación: 15 minutos

Tiempo de cocción: 4 horas

Ingredientes que vamos a necesitar para 2-3 personas:

  • 1 costillar de cerdo de 1-1,5 kilos
  • Sal y pimienta negra, al gusto

Para la salsa barbacoa:

  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1/2 cebolla finamente picada
  • 1/2 cucharadita de comino molido
  • 1/2 taza de salsa de tomate (si es casera mejor)
  • 1 cucharada de salsa picante
  • 2 cucharadas de azúcar moreno
  • 1 cucharada de vinagre de manzana
  • Sal y pimienta negra, al gusto

Indicaciones:

Para preparar las costillas.

Precaliento el horno a 140° C durante 15 minutos. Pongo las costillas en una tabla de cortar hacia abajo. Localizo una membrana fina que hay sobre los huesos y la retiro con los dedos tirando de ella (si se te resbala, utiliza un trapo de cocina para ayudarte). Lo quito porque entorpece la cocción y la penetración de los sabores en la carne.

Sazono ambos lados de la costilla con sal y pimienta, y coloco la carne en una bandeja de horno. Si lo necesito, corto el costillar a la mitad para que quepa todo. Cubro cada trozo con papel de aluminio e introduzco la bandeja en el horno. Dejo que se ase de esta manera durante 3,5 - 4 horas, hasta que vea que la carne se desprende fácilmente del hueso.

Saco las costillas del horno, las desenvuelvo y unto generosamente la salsa barbacoa por ambos. Pongo el horno a 200 ºC y vuelvo a meterlas en el horno hasta que la salsa se empiece a caramelizar, unos 3-4 minutos.

Para hacer la salsa barbacoa casera.

Pongo a fuego medio una sartén, añado las cebollas bien picadas y dejo que se sofrían hasta que estén transparentes. Añado el comino y revuelvo. A continuación, agrego la salsa de tomate, la salsa picante , el azúcar moreno y el vinagre de manzana. Remuevo todo y sazono con sal. Dejo que se cocine todo junto durante 2 minutos. Retiro del fuego y dejo reposar hasta que las costillas estén listas.

Notas.

La salsa barbacoa puede ser todo lo picante que quieras añadiendo más o menos cantidad de salsa picante.

En casa, después de las costillas, todavía teníamos hueco para tomar postre. Unos brownies fueron la elección. Si quieres saber "cómo hacer brownies, te dejo la receta.