Costillas al horno

Descubre las recetas de costillas al horno

Costillas de cerdo al horno dulces

Costillas de cerdo al horno dulces

Costillas picantes, a la barbacoa, con miel y mostaza… tenemos un gran número de posibilidades de deleitarnos con este ingrediente tan consumido en todo el mundo. En esta entrada vamos a compartir con vosotros una deliciosa receta de costillas de cerdo al horno dulces.

Ingredientes

Para preparar este delicioso plato necesitarás estos ingredientes:

  • 2 kilos de costillas de cerdo (mejor si son grandes y muy carnosas)
  • 3/4 taza de salsa de soja.
  • 3/4 taza de mermelada de naranja.
  • 1/2 taza de zumo de piña.
  • 1/4 taza de miel.
  • 2 cucharadas de ajo picado.
  • 2 cucharadas de jengibre fresco picado.
  • 1 cucharada de zumo de limón.
  • 1/2 cucharadita de romero seco picado.
  • Pimienta negra.

Modo de elaboración

Precalentaremos el horno a 200 grados y mientras alcanza la temperatura mezclaremos en un bol la salsa de soja, la mermelada de naranja, el zumo de piña, jengibre fresco, ajo, el romero picado, el zumo de limón y la pimienta negra.

Cuando esté bien mezclado verteremos este contenido dentro de una bolsa y dentro iremos metiendo las costillas, con lo que proporcionaremos un marinado dulce a las costillas y las dejaremos ahí de 8 a 24 horas y moviendo la bolsa de vez en cuando para que las costillas se impregnen bien y absorban todos los sabores de esta deliciosa marinada que hemos preparado.

Sobre una sartén pondremos una rejilla y sobre ella pondremos las costillas a fuego máximo, como si estuviésemos haciendo una barbacoa y sobre las costillas verteremos el adobo de la salsa, sin preocuparnos a donde caiga porque irá directamente a la sartén.

Una vez cubiertas con esa salsa, meteremos las costillas en el horno durante 3 horas y media y cada 20 minutos durante la primera hora, utilizaremos la salsa para echarles por encima, después solo cada media hora hasta el final, el sabor que se consigue es verdaderamente espectacular.

Si se acompañan de una ensalada verde, puede resultar ser un plato ligero perfecto.

Consejos

No necesariamente se deben utilizar costillas de cerdo, pueden ser de ternera o de cordero, aunque en estos casos hay dos problemas, ambas están deliciosas, pero las costillas de ternera suelen quedar bastante secas y las de cordero son muy pequeñas.

Lo mejor es elegir unas costillas de cerdo que sean de calidad, con un poco de grasa y un buen trozo de carne adherido al hueso.

Podemos acompañar estas costillas de un puré de patata, maíz al horno o una ensalada al gusto, pero nada que quite protagonismo al sabor de este delicioso plato de carne.