Costillas al horno

Descubre las recetas de costillas al horno

Costillas al horno con patatas

Costillas al horno con patatas

Este plato es uno de los preferidos en casa. Lo suelo hacer los fines de semana ya que dispongo de más tiempo para dedicarle a la cocina. Sí, es lo único malo de esta receta, es necesaria una cocción lenta y larga para que todo se haga en su punto.

Tanto la costilla como las patatas requieren 2 horas de cocción. Pero el olor del horno al hacerse es maravillosa. Casi todos cuando entran, empiezan a sentir hambre.

Las costillas las pongo envueltas en un papel de aluminio para que queden jugosas y no se quemen por fuera, ya que sino se queda la carne muy seca.

Yo utilizo salsa barbacoa para lacar las costillas, pero puedes usar una de miel y mostaza o cualquier otra.

Puedes utilizar la receta de las patatas para acompañamiento de otros platos, como pescados y carnes. También suelo hacer una ensalada verde o una ensalada cesar con pollo para introducir algo de verdura.

Ingredientes para 4 personas:

  • 2 costillares de cerdo troceados en 4 (con alrededor de 5 o 6 costillas por pieza)
  • Sal y pimienta negra molida, al gusto
  • 1 kilo de patatas pequeñas
  • 4 dientes de ajo, picados
  • 110 ml de aceite de oliva
  • 1/4 de taza de hojas de albahaca, finamente picadas
  • 1/2 taza de la salsa que prefieras
  • Papel de aluminio resistente

Preparación:

Precalienta el horno a 170ºC. Lava bien las patatas y sécalas bien. Pincha cada una con un tenedor un par de veces (para evitar que exploten en el horno). Coloca las patatas en una bandeja para horno.

Corta 4 trozos de papel de aluminio, cada uno lo suficientemente grande como para envolver completamente cada trozo de costilla. Pon la costilla en el papel y sazónalo con sal y pimienta negra. Envuélvelo por completo y coloca cada paquete en la misma bandeja del horno de las patatas. Lo ideal es que no estén encima de ellas, pero si no hay más espacio, ponlo encima.

Introduce la bandeja en el horno y deja que se hornee durante aproximadamente 2 horas.

Después de ese tiempo, comprueba que las patatas estén tiernas pinchándolas con un cuchillo. Si el cuchillo se hunde fácilmente, retira las patatas a una fuente en la que tendrán que enfriar 10 minutos.

Por otra parte, abre cada paquete de costillas y vuelve a colocar las costillas (esta vez sin papel) sobre la bandeja. Unta la salsa que prefieras sobre cada lado de la costilla con un pincel, y deja que se asen durante 5 minutos por cada lado, hasta que se dore y cree una costra crujiente.

Después saca las costillas a un plato.

Corta cada patata por la mitad. En un bol, mezcla bien el ajo, el aceite, las hojas de albahaca, sal y pimienta negra. Vierte esta mezcla sobre las patatas mientras todavía están calientes. Corrige el condimento a tu gusto. Deja que la mezcla repose por lo menos media hora (aunque también se puede servir inmediatamente después).

Sírvelas acompañando a la costilla.