Costillas al horno

Descubre las recetas de costillas al horno

Costillas al horno a la mostaza

Costillas al horno a la mostaza

En la actualidad hay muchas formas diferentes de preparar unas buenas costillas al horno, desde la forma más tradicional hasta aquella en la que se utilizan ingredientes menos comunes que los que solemos estar acostumbrados o acostumbradas a utilizar, pero no por ello dejan de ser una buena opción para probar, como por ejemplo las costillas a la mostaza que vamos a enseñarte a preparar en el horno en esta entrada.

Ingredientes

Para su elaboración necesitarás estos ingredientes:

  • 2 kilos de costillas de cerdo.
  • 2 1/2 cucharadas de sal kosher.
  • 1 cucharada de mostaza en polvo.
  • 1 cucharada de pimentón.
  • 1/2 cucharadita de pimienta cayena.
  • 1/2 cucharadita de pimienta negra recién molida.
  • 1 1/2 taza de salsa barbacoa (nuestra marca preferida)
  • Caldo de pollo bajo en sal.

Modo de elaboración

Precalentaremos el horno a 225 grados. Sobre un papel parafinado mezclaremos la sal kosher, la mostaza y el pimentón y pasaremos por esa mezcla todas las costillas, procurando que queden bien cubiertas de este adobo especial.

Cuando todas estén adobadas, las meteremos en una bolsa de papel aluminio que hayamos hecho y la cerraremos retorciendo las esquinas. Las meteremos en el horno una hora y media aproximadamente.

El adobo que nos habrá sobrado lo mezclaremos con el resto de los ingredientes y lo echaremos todo en una cazuela que pondremos a calentar a fuego lento para que poco a poco se vayan integrando todos los ingredientes y se vaya reduciendo la salsa.

Cuando haya pasado a hora y media sacaremos la bolsa de papel de aluminio con las costillas dentro, la abriremos con cuidado de no quemarnos con el vapor y sacaremos las costillas una a una, sumergiéndolas en la salsa que estamos preparando en la cazuela y volveremos a meterlas en la bolsa y otra hora más al horno.

El último paso del proceso es repetirlo de nuevo, es decir, sacar la bolsa de aluminio, abrirla con cuidado, sumergir las costillas en la salsa y volver a meterlo todo en el horno durante una media hora más y ya estarán listas para servir.

Consejos

Para que la carne quede muy tierna es importante respetar todas las etapas de esta receta, algo que puede resultar trabajosa pero que al final todo el mundo que prueba unas costillas así se sorprende de su excelente sabor.

Si queremos un plus de sabor, podemos echarle una cucharada de miel a la salsa cuando la estemos haciendo, un ingrediente que además de dar buen sabor combina a la perfección con la mostaza.